Aitana Vergara (Bilbao, 2001) continuará un año más cedida en el HGB Ausarta Barakaldo, después de llegar a un acuerdo con Lointek Gernika para alargar el acuerdo vigente. La exterior bilbaína ha transmitido que tiene «ganas de seguir creciendo como jugadora» y también quiere «atreverse un poco más» esta temporada

Aitana Vergara trabajando el tiro en una de las primeras sesiones de pretemporada. Foto: Unai Sleep

¿Quién es Aitana Vergara?

Es una chica de 20 años ya, sensible, ambiciosa y trabajadora.

¿Qué te hace ser quién eres?

Las experiencias de la vida, las buenas pero sobre todo las malas, te hacen ser quien eres, y te moldean tu personalidad.

¿Eres lo que quieres ser?

Estoy en camino de ser lo que quiero ser, y se le parece, pero durante la vida vamos formando nuestra personalidad y va cambiando. Entonces, no soy lo que voy a llegar a ser, pero voy encaminada a ello como he dicho.


«Quiero disfrutarlo como lo disfrutaba de pequeña»


¿Qué significa el baloncesto para ti?

Empezó como una afición, como una pasión, me pasaba hora y horas de pequeña con el balón, en los recreos, descansos… Y bueno, quiero que se mantenga como esa afición con la que empecé, y sobre todo, disfrutarlo como lo disfrutaba de pequeña.

¿Cómo haces para compaginar Medicina y baloncesto?

Es complicado, al final la categoría, los viajes, los entrenamientos y partidos te quitan mucho tiempo de estudiar. Pero bueno, yo estoy contenta de que pueda combinar ambas cosas. Al final, hay mucho prejuicio en cuanto a la carrera de Medicina, que los estudiantes de Medicina solo estudiamos Medicina, y no, hay una vida mas allá de la universidad, y yo estoy muy contenta de poder compaginarlo y sacar adelante la carrera jugando a lo que me gusta.

El año pasado fue tu primera toma de contacto con el HGB Ausarta Barakaldo y LF2. ¿Qué has aprendido?

Pues como jugadora me di  cuenta de la realidad de la LF2, de lo exigente que es la categoría y del cambio que supone el ir de un Nacional a un LF2: la velocidad del juego, sobre todo el contacto, el físico de otras jugadoras…

¿Con qué te quedas de tu primera temporada?

Pues sobre todo me quedo con mis compañeras, con dentro de lo que cabe los buenos momentos que hemos vivido en el vestuario y fuera de la cancha, y me quedo también con que he estado un año después de las dos lesiones sin jugar. Y me quedo con que ha sido un año bueno sin lesionarme y con el final de temporada que me veía mejor, con más confianza.

Después de las dos lesiones de ligamento cruzado anterior consecutivas había miedo, ¿verdad?

Al final hasta mitad de temporada o así estuve con el freno de mano echado, quieras que no pasa factura y evidentemente tenía miedo.  Pero me quedo con que a partir de esa mitad me empecé a atrever más, a quitarme un poco ese miedo. Y nada, con ganas de seguir esta temporada y seguir creciendo como jugadora.


«He decidido seguir porque me parece un buen club que da oportunidades a gente joven y no me han puesto ningún tipo de presión»


¿Por qué has decidido continuar en el HGB Ausarta Barakaldo?

Me parece un buen club para que de oportunidades a gente joven, para seguir creciendo como jugadora e intentar tener algún minuto mas y seguir haciéndome a la categoría. Encima, he estado muy cómoda mi primera temporada, y me han dado confianza y paciencia, sin presionarme en ningún momento y he podido ser yo esta temporada vaya. Yo he estado tranquila sabiendo de donde venía y me tomé el año como un vuelta a jugar sin ningún tipo de presión, y en ese sentido si que el club me ha ayudado a ello, sobre todo Alberto, sin meterme prisa ni presión.

¿Qué puedes aportar el equipo la próxima temporada?

Aportaré lo que buenamente necesite el equipo y lo que buenamente se me requiera a mí, no sé, seguir haciendo mas cosas.

De todo lo que has aprendido jugando a baloncesto, ¿qué te has llevado principalmente a tu día a día?

Mucho, he pasado muchos años de mi vida jugando a baloncesto, y eso se extrapola a la vida personal. Al final, como he dicho antes, todas las experiencias que vives en el baloncesto,  buenas y malas te van haciendo tu personalidad y al final te marca en el día a día. Diría que la constancia y el esfuerzo, dedico mucho tiempo al baloncesto y el tiempo que puedo dedicar al estudio o al ocio se reduce. Es sacrificado, pero gracias a esa constancia y a ese sacar rendimiento máximo al tiempo, he podido hacer otras cosas.

¿Cuál es tu motivación tienes para hacer lo que haces?

En cuanto al baloncesto saco las ganas de trabajar y así de querer afianzarme en la categoría, de querer ser mejor jugadora y poder llegar a ser algún día determinante, y bueno, con ese sueño sigo trabajando. Y lo mismo con los estudios, el día de mañana poder adquirir una especialidad en la que pueda ser feliz, y esa es la motivación precisamente: ser feliz.

Cierra esto con una frase.

Las adversidades son necesarias para sacar tu mejor versión.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *