Hoy es el turno de conocer un poco más de María Gascón (Sabadell, 1998), jugadora que tras 86 partidos en Competiciones FEB, llega a Barakaldo con ganas de aportar «alegría, trabajo e ilusión»

Edit: Arkaitz Buron

¿Quién es María Gascón?

María Gascón es una persona bastante alegre, estudio Derecho y juego a basket, que es lo que más me gusta del mundo el baloncesto y eso me hace feliz.

Me gusta estar con la gente y me gusta aportar alegría, en pista también me pasa lo mismo que me gusta transmitir bastante y me sale un poco el carácter que no tengo fuera, y nací en Sabadell y me críe ahí. Y luego al cole, mis amigas de allí son mis amigas de toda la vida de siempre.

¿Quién te gustaría ser?

Es una pregunta a la que he dado muchas vueltas últimamente, me volví a operar del menisco hace 3 o 4 meses, y ahí sí que reflexioné bastante, de a partir de ahora qué, porque igual no vamos a poder jugar muchos años más María, y qué me gustaría ser. En un futuro me gustaría ser una buena abogada, sobre todo enfocada en el tema deportivo, y a nivel de persona y de carácter, me gustaría ser alguien que la gente siempre recuerde como alguien que está ahí cuando se necesita y que aportaba alegría.

¿Qué significa el baloncesto para ti?

Todo, para mí es lo que más feliz me hace del mundo, a mí me das una canasta y un balón y me podría pasar horas y horas tirando, entrenando y haciendo lo que sea. Es una forma de vivir para mí y me encanta, no solo lo que es el deporte en sí, si no toda la gente que lo rodea, el ambiente, todo. Es mi vida prácticamente el baloncesto, tengo muchos amigos de baloncesto, el entrenar, el sacrificio, todo, es mi pasión, mi vida, mi trabajo de investigación para todo, también a veces el peor de mis males, pero lo es todo.

¿Cuándo te das cuenta de que tienes capacidad para competir a un alto nivel?

Cuando empecé de pequeña no, yo al principio me encantaba el fútbol, iba más para futbolista que otra cosa, pero luego sí que empecé a jugar y me gustó muchísimo, y cuando entré en Sant Adría, no en infantil pero cuando era cadete dije, no se me da mal del todo y me encanta, y ojalá pudiera vivir de ello un tiempo, y supongo que en cadete/junior.

Estudias Derecho y juegas también a baloncesto. ¿Es duro compaginarlo?

Un poco, pero bueno, yo tengo la suerte de que una vez me pongo y quiero algo, voy a por ello. Si me fijo el objetivo voy a ir por ello a muerte, y si quiero hacer algo se me mete en la cabeza, y hasta que no lo hago no paro, y con los exámenes y todo me pasa igual. Por ejemplo, me cojo el temario y digo: “No me muevo de la silla hasta que termine este tema”. Es más un poco de disciplina, carácter, no sé cómo decirlo.

Te las apañas para encontrar un equilibro entonces.

Soy entre organizada y despistada, y como sé que me despisto mucho porque se me va la cabeza muchas veces, intento ser bastante organizada. Digamos que más o menos tengo que estudiarme toda esta materia y quedan tantos días, tengo que ir a tantas páginas por día y así más o menos, contando también que me voy a despistar tantas horas… Y luego ya me organizo y me pongo a ello.

El baloncesto muchas veces puede ser desorganizado, ¿verdad?

Sí, al final, a mí me gusta bastante jugar siguiendo los esquemas que te marcan, los sistemas que marca el entrenador me gusta jugarlos hasta el final, pero luego una vez empiezo a jugarlos también me encanta romperlos, así que ahí es por lo que vas leyendo y tener una base y a partir de ahí entender lo que estás haciendo y si lo rompes pues toca.

Ahora Barakaldo, ¿por qué Barakaldo?

Me parece una buena opción y creo que puedo estar muy bien, creo que puedo mejorar como jugadora, creo que hay muchas cosas buenas. Encima también está Irene Medel que es una de mis mejores amigas, entonces fue como, vamos juntas este año, nos lo pasamos bien y seguro que va a ser un gran año, porque al final en pista nos entendemos muy bien y fuera de ella aún más.


«Ojalá no jugar contra nosotras, esas quiero que seamos»


¿Qué expectativas tienes de cara a la próxima temporada?

A nivel colectivo somos un equipo que va a ser tácticamente todo nuevo y somos bastante jóvenes todas, así que creo que podemos dar mucha guerra. Al principio nos va a costar adaptarnos a jugar porque no nos conocemos de nada, pero creo que nos puede ir bien y más siendo jóvenes y con los desplazamientos que vamos a tener, pasaremos muchas horas juntas. Y creo que podemos dar mucha guerra en el grupo, el objetivo siempre es estar en lo más alto posible de las tablas, y por qué no, jugar la Fase de Ascenso y subir. Igual luego me bajo un poco los pies a la tierra y todo, pero para mí el objetivo siempre es subir, subir lo primero.

Y a nivel individual buscar una estabilidad. Yo creo que soy una jugadora que todavía me queda bastante por dar y enseñar, y creo que en Barakaldo puedo sacarlo. Es un buen año para sacar todo eso que digo, entre una cosa y la otra no he podido, por lesiones, por lo que me ha costado adaptarme al equipo o por lo que sea. Yo me digo que este año es el año, creo que este es el año que diga me voy a retirar, voy a dar todo lo que me queda. Y si ya me retiro, luego decir de este año: cómo he disfrutado.

Con todo.

Exacto, creo que vamos a tener ese factor el de vamos a ir con todo, a mí me encanta ir con todo, con lo que seamos, las que seamos, vamos a dejarlo todo, quiero que por lo menos demos esa imagen, de vaya pesadas estas, de como dan todo, que luchan… Ojalá no jugar contra nosotras, esas quiero que seamos.

¿Qué crees que puedes aportar al equipo?

Dentro de lo que cabe experiencia en categorías FEB, porque sé que soy joven pero ya llevo unos cuantos años jugando por ahí, eso por un lado. Y luego, carácter y no liderazgo, pero sí bastante carácter de decir oye vamos, carácter digamos.

Dentro sí, fuera no tengo nada, me cuesta mucho hablar con la gente para decirle cosas malas o decirle me debes tanto dinero, no puedo, me cuesta muchísimo. En la pista sí que no me cuesta nada, me transformo.


«El hecho de estar haciendo lo que me gusta ya es una motivación»


De todo lo que has aprendido en basket, qué cosas has llevado principalmente a tu día a día?

Supongo que el trabajo duro, si trabajas duro vas a tener resultados, eso es lo primero. Cuanto más entrenas, más trabajas, más te sacrificas, al final las cosas acaban saliendo. Igual tardas más, igual menos, siempre si hay sacrificio al final hay alguna recompensa. Que luego lo digo yo que me he terminado rompiendo todo y el basket me ha dado un montón de reveses, peor bueno, siempre que te caes, te levantas y sigues luchando, eso lo primero.

Luego la importancia del equipo también, de saber gestionar un grupo, de llevarte bien con todas fuera y llevarte bien dentro que es lo importante, eso también me ha enseñado, a gestionar el grupo, a sacar el carácter cuando toca, gestionar cómo hablar con la gente, y no sé, al final me ha enseñado muchísimo el baloncesto.

¿Qué te motiva para hacer lo que haces?

Al final el baloncesto es mi pasión, es lo que me hace más feliz del mundo. Y solo saber el hecho de que sé que estoy haciendo lo que me gusta, ya es una motivación. Encima, si puedo vivir, ya no solo a nivel de vida, si puedo vivir experiencias y todo gracias a eso ya es suficiente motivación. El hecho de estar entrenando para poder jugar un partido ya es lo que me motiva, ya es lo que me saca fuerzas para seguir entrenando, para seguir luchando,y eso que quiero es mi objetivo de querer jugar ahí y que sea un gran año, no pido más.

Cierra esto con una frase.

No te rindas nunca.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *